English en
  • English en
  • Español es
Entregas en Panamá City ASAP507, interior por Uno Express
English en
  • English en
  • Español es
Cart 0 Lista de deseos (0)

Historia de los relicarios en la joyería

guardapelo harry potter historia joyería inspiración joyería Relicarios relicarios panamá

Las joyas con relicario existen desde la época medieval del cristianismo, las reliquias se convirtieron en objetos sagrados y venerados, pero es en la época de CarlosMagno donde los relicarios en miniatura comienzan a utilizarse.

Lo primero que quiero enseñarse es la definición de relicario.

¿Qué es un Relicario?.

Según la RAE un relicario es el lugar, caja o estuche donde están guardadas y custodiadas las reliquias.

Mientras que define las reliquias como parte del cuerpo de un santo; aquello que, por haber tocado el cuerpo de un santo, es digno de veneración; objeto o prenda con valor sentimental, generalmente por haber pertenecido a una persona querida.

Historia del Origen de los Relicarios.

Desde la época medieval la religión cristiana ha estado fusionada al poder de las reliquias, incluso se tiene la fe que tocar a un santo o a algo que perteneció a él, puede salvar nuestra alma o sanar enfermedades, este hecho ha sido impulsado por la creencia inculcada sobre la resurrección.

A través de algunos parajes escritos en la biblia, cualquier objeto que ha pertenecido a alguien considerado santo, apóstol, mártir o la Virgen María, es de inmenso valor y se le considera una reliquia sagrada, y se guarda o custodia en un estuche que llamamos relicario.

La veneración de las reliquias en la época medieval llegó a tal punto que en la Época de Carlomagno era obligatorio que cada altar tuviese una reliquia.

Algunos de estos objetos venerados fueron los dientes de leche de Jesús, la madera en la que fue crucificado, la corona de espinas, tierra santa, entre otros, estos objetos fueron muy valorados y guardados en lugares sagrados cubiertos de oro y plata y exquisitamente adornados por escenas narrativas, que se les llamó relicario.

Los primeros relicarios tenían forma de ataúd o parte del cuerpo que imitaban a las reliquias guardadas, y se podía ver el contenido de su interior a través de un vidrio transparente. Las primeras joyas con relicarios que se conocen, eran una botellita transparente con un algodón con el aceite de algún santo.

En el periodo romántico las joyas adquieren un tamaño miniatura, y el relicario fue utilizado como joya funeral o de luto, ya que llevaba en su compartimiento un pedazo de cabello de la persona fallecida, se les conocía con el nombre de guardapelo, o también podía ser una foto en sepia con el nombre inscrito. Se podía utilizar como medallón o como broche y en la época victoriana fue muy popular.

Algunos de estos relicarios antiguos pueden verse en Sainte Chapelle (Francia), en la Basílica del Sepulcro de Jerusalén, Catedral de Oviedo (El Santo sudario de Oviedo), Catedral de Florencia, entre otros.

Otro famoso relicario es el que llevaba Harry Potter o el señor Voldermort quien llevaba un relicario con un pelo de su antepasado Salazar Slyterin.

Joyas con Relicario.

Las joyas personalizadas están muy de moda, y nos inspiramos en la historia del arte y de los símbolos antiguos para crear joyas actuales, incluyendo estos pequeños estuches que guardan algún secreto.

Este tipo de joyería no solo es muy personal, sino significativa para la persona que la recibe, es un regalo perfecto para una novia o para una mamá cuando tiene un hijo.

Dentro de su compartimiento pueden colocar lo que quieran fotografías, huellas, un mensaje secreto, una inscripción, unas iniciales.

En contraste, pueden llevarse con significado sentimental, ya que se ofrecen servicios para guardar las cenizas en un relicario o guardar el patron del ADN, e inclusive realizar un diamante con las cenizas del ser querido para engastarlo en una joya.


Older Post Newer Post